Get Adobe Flash player

Parque Nativo

El Colegio Almenar del Maipo manifiesta como uno de sus principales intereses, incluso como parte de su misión, el cuidado del medio ambiente, especialmente el entorno natural. Este interés se muestra también en el respeto que demostramos por el ecosistema donde se inserta nuestro colegio. Este lugar cuenta con un terreno de casi 4 hectáreas y tiene cinco grandes, antiguos y hermosos árboles de nuestra flora nativa: cuatro Quillayes (quillaja saponaria), uno de alrededor de 300 años de edad y un Espino (Acacia caven), también longevo, de alrededor de 100 años de edad.  


En el momento de forestar este terreno, la existencia de flora nativa indicada y el resto de la flora del entorno, junto con nuestro compromiso de respeto por el medio ambiente, nos condujo a la firme decisión de crear un Parque Nativo, iniciativa pionera en el ámbito educacional. El objetivo es despertar en la comunidad escolar el interés por los valores del medio ambiente y la inquietud por los peligros que lo amenazan, junto con llevar la observación y atención de nuestra comunidad escolar hacia nuestra flora nativa nacional.


Aunque sea un contrasentido para todos los que nos interesa la vegetación autóctona, sabemos del desconocimiento que existe de ella en nuestro país, pasando por escasos viveros que la reproduzcan, paisajistas que trabajen con ella y literatura que nos especifique su uso en áreas verdes, diferentes de su hábitat natural.
 

El colegio inicia este proyecto en el año 1995 con mucha ayuda y participación de la comunidad, todos comprendiendo que es un proyecto para hacerlo hoy y disfrutarlo un mañana.
Hoy contamos con una tremenda diversidad de especies, muchas propias de la zona central y otras de los lugares mas húmedos del sur de Chile como coguil, coigues, copihues y chin-chin;  otras también de nuestro seco norte como chañar, tara y rubí.


Además de estar representada la mayor cantidad de especies de nuestro país, también existen muchas variedades que se encuentran en peligro de extinción, o en estado vulnerable de conservación, tales como el guayacán, la Araucaria, el ciprés de Cordillera, la tara y el alerce, entre otros.
Para los niños del colegio ya es normal  que lo que corresponde a las áreas verdes del colegio ya les sea familiar y que sea un tema más de estudio en contenidos transversales. Es un agrado escucharles decir “nos juntamos en el quillay.....vamos al maqui.......no comas tantos frutos de arrayán “...